19/7/12

La Trampa Vital de la Grandiosidad

Esta trampa vital se asocia con la habilidad para aceptar los límites reales de la vida.  Las personas que tienen esta trampa siempre piensan que son especiales y que merecen un trato especial; insisten que tienen que hacer y tener todo lo que quieran e inmediatamente, sin tomar en consideración a la otra persona.  

Estas personas no hacen caso de lo que los demás consideran razonable o factible; no toman en cuenta el tiempo, la paciencia y el esfuerzo que se requiere para algo, ya que todo tiene que ser rápido y fácil. Las personas que tienen esta trampa tienen problemas para seguir indicaciones, ya que se creen mejor que los demás y usualmente tienen problemas para auto disciplinarse o tomar en cuenta las necesidades del otro.

La mayoría de las personas que tienen esta trampa vital, de niños fueron muy engreídos, no necesitaron auto controlarse y no tuvieron que aceptar las limitaciones y reglas que tenían otros niños, siempre se les permitía hacer lo que querían cuando querían.  Estas personas, ya de adultos, siguen pensando que se les debe permitir todo, y se molestan mucho cuando algo no es como ellos quieren, debido a que nunca tuvieron que trabajar la tolerancia a la frustración.

11/7/12

¿Cómo prevenir la trampa de normas inalcanzables en los niños?

Saber como prevenir esta trampa vial, también nos ayuda a entender cómo se originó en nosotros; una forma de que esta trampa se genere en nosotros es cuando de niños el amor que recibías de tus padres estaba condicionado a si lograbas algún objetivo o meta, probablemente alguno o ambos de tus padres solo te demostraban afecto cuando sobresalías en el colegio o en las actividades que hacías y te menospreciaban cuando no lo hacías como ellos deseaban.

Otra manera de que se genere esta trampa vital es cuando uno de tus padres o ambos son modelos de elevadas normas poco equilibradas, son perfeccionistas y muy ordenados; y tu de pequeño aprendiste sus actitudes y conducta sin que nadie se de cuenta de lo inalcanzables que eran esas normas y condiciones, y sin darse cuenta la forma negativa que estas normas afectan su salud y su vida en general.

Esta trampa vital también se crea cuando uno de tus padres, o ambos, te critican o avergüenzan por no cumplir con sus altas expectativas, haciendo que te sientas como un incompetente, o fracasado, etc; por lo que al tratar de compensar esos sentimientos buscas metas muy altas y al no poder cumplirlas reafirmas lo que ya creías de ti, sin darte cuenta que lo que te exiges es irreal.

Esta trampa vital parece estar muy presente estos días donde todo en la televisión y revistas te muestra un mundo donde se tiene que ser "perfecto", donde las casas que salen en las revistas están impecables, las personas siempre se ven muy bien físicamente, donde no hay problemas y todo "tiene que ser perfecto".  Pero no nos damos cuenta que la vida no es perfecta, a veces las casas desordenadas no enseñan que ahí hay vida y unión familiar, que es bueno descansar y tirarse al piso  pasar el tiempo con los niños, que no se tiene que tener tecnología de punta para pasar un buen momento.  Es importante apreciar las cosas buenas que nos rodean en lugar de poner atención a las cosas que nos faltan y angustiarnos por ello.