5/4/12

¿Cómo prevenir la trampa de la subyugación en los niños?

Para poder evitar que los niños desarrollen esta trampa vital, es necesario entender porque la tenemos nosotros, qué pasó en nuestra infancia; solo así podremos evitar repetir la historia. 
Las personas que tienen esta trampa vital, es porque de niños vivieron varias situaciones que generaron en ellos sentimientos y creencias que ahora repiten sin darse cuenta.
Una de las situaciones que hicieron que se dé la trampa fue que tus padres intentaron controlar todos los aspectos de tu vida, y deseaban que todo se realice a su manera, evitando que tu desarrolles tus capacidades individuales.  Al mismo tiempo, tus padres no respetaban tus opiniones ni derechos, castigandote o amenzandote cuando hacias las cosas de manera diferete a lo que ellos querían.

Otra manera en la que pudiste desarrollar esta trampa, es porque tus padres, cuando no hacías las cosas como ellos deseaban, te hacían sentir culpable o necesitado; así también constantemente te hablaban de sus problemas personales, otorgandoe la función de escuchador en lugar de tu posición de hijo.

También es posible que tus padres no te hayan hecho sentir escuchado ni apoyado (eso ocasiona varias trampas en los niños) usualmente no sentías que tus derechos, necesidades u opiniones valían o importaban; ya que siempre tenías que hacer las cosas como tus padres deseaban sin que te den la oportunidad de intentar de la forma que tu creías mejor.  
Otra forma es que aprendiste de tus padres a poner siempre tus necesidades al final, tal vez tus padres hayan tenido esta trampa y tu la aprendiste de ellos, sintiéndote culpable cuando ponías tus necesidades primero, ya que tus padres nunca lo hicieron.

Una última manera de que hayas desarrollado esta trampa, es que cuadno eras niño, tus padres estaban enfermos o de alguna manera incapacitados o desinteresados en la familia, por lo que tu tuviste que tomar un rol que no te correspondía y cuidar de la familia, haciendote cargo de responsabilidades que todavía no te competían.

Para que los niños no desarrollen esta trampa vital es importante enseñarles a tomar sus decisiones, dejarlos explorar y conocer las cosas a su modo, no les impongan su forma de ver el mundo, sean una guía y ayuda para ellos.  Es importante también que los escuchen, apoyen y valoren su punto de vista y su opinión, y háganle conocer que sus necesidades son tan importantes como las de los demás, y que si no se cuidan y valoran a sí mismos, es muy difícil que lo hagan con los demás.