30/1/12

Trabajando la trampa vital del Fracaso

Gracias Bianchi por tu pregunta, espero que esta entrada te ayude.
Para empezar a trabajar esta trampa, debemos empezar por reconocer como se originó, piensa que viviste o que te dijeron cuando eras niño que te hizo sentir como un fracasado, o tal vez te compararon con otro niño más hábil en un área.  El primer paso es darnos cuenta qué fue lo que pasó que nos hizo sentir así, tal vez fue una persona que repetidamente nos dio el mensaje de que somos inútiles o que nunca recibimos o sentimos el apoyo de nuestros padres; hay mucho orígenes pero identifiquemos cuál es el nuestro.

Una vez que entiendas como se origino y como te hizo sentir y pensar, es más fácil reconocer cuando nos sentimos y pensamos así, ya que todas las trampas vitales se repiten, solo tenemos que identificar esos pensamientos o sentimientos ante alguna situación (ver pensamientos automáticos).

Es muy útil hacer una lista de esos pensamientos o sentimientos, y debatir con nosotros mismos si ese pensamiento es real o lo estamos sacando de proporción, en esa lista pongan las situaciones también; si es necesario pidan la ayuda de otra persona para que los ayude a ver esa lista claramente.
También es importante ver nuestras metas claramente, sean objetivos en cuanto a sus logros o fracasos, vean si sus metas son objetivas y realistas.

Otro punto importante, es cuando fracasamos, anoten que pensamientos o sentimientos aparecen cuando algo no sale bien, es muy posible que sean exagerados.  Cuando fracasen sean objetivos al ver el motivo, y traten de nuevo, trabajen su tolerancia, respiren y vuelvan a intentarlo, no se rindan (como siempre le digo a los niños)

Espero que estos consejos les ayuden, pero como toda trampa vital, para superarla es necesario ir a terapia, ya que el trabajo es constante y pesado, ya que estamos tratando de cambiar las raíces de la manera en la que vemos al mundo, algo que no es fácil.

13/1/12

La Trampa Vital del Fracaso

Una trampa vital que nos limita mucho, sobre todo en el área laboral (aunque no se limita a ella) es la trampa vital del fracaso.  Las personas que tienen esta trampa vital se sienten inútiles, tanto en el área laboral, educacional, área deportiva, etc.  

Las personas con esta trampa, se sienten como fracasados cuando se comparan con sus amigos, familiares o compañeros, aunque en la realidad sus logros sean iguales o quizás mayores a los de ellos; estas personas tienden a minimizar sus logros y aumentar sus fracasos, atribuyendo sus logros a alguna fuerza externa sin considerarlo un logro personal.  O también sucede que se colocan metas irreales (demasiado altas), para que cuando fracase se reafirme la creencia de que es un fracasado.

Sin darse cuenta, estas personas mantienen su trampa vital al no tomar en cuenta de una manera objetiva todos su logros y cualidades y exagerando todos sus fracasos o debilidades; siempre con el pensamiento de que son unos fracasados e inútiles que no pueden cumplir con sus metas, ya que éstas además son demasiado difíciles de alcanzar.

Un ejemplo de alguien que tiene esta trampa vital son personas que nunca toman la iniciativa en el trabajo o con algún proyecto porque "saben" que no van a poder, o que evitan trabajos complicados porque creen que van a fracasar.  Estas personas no se permiten avanzar y se quedan estancados en lo que ellos creen que pueden hacer, sin atreverse nunca a realizar algo nuevo o diferente.