3/11/11

La Trampa Vital de la Exclusión Social

Hasta ahora hemos visto que las trampas vitales se desarrollan en una edad temprana, generalmente hasta los 8 años de edad, y que se suelen desarrollar por problemas o conflictos dentro del hogar, usualmente relacionado con nuestros padres.  Sin embargo, la trampa de la exclusión social se encuentra más relacionada con las experiencias que vivimos durante el colegio, con los amigos o compañeros.

Las personas que presentan esta trampa vital tienen sentimientos de aislamiento, soledad, la idea de que son diferentes al resto y que por eso están solos.  Las personas llegan a sentir y pensar de esta manera porque de niños se sentían excluidos o no tenían muchos amigos, tal vez tenían alguna característica que los diferenciaba del resto que hizo que no se relacionen; y cuando las personas son adultas, al haber vivido "excluidos" tanto tiempo deciden ellos mismos apartarse, evitan formar relaciones para no sentirse excluidos.

Esta trampa vital, así como las demás, tienen una forma de auto alimentarse, sin darnos cuenta al tener una trampa vital generamos lo que queremos evitar, en el caso de la trampa vital de la exclusión social, al querer evitar sentirnos excluidos del resto nos aislamos de los demás, lo que refuerza o alimenta nuestra creencia de que siempre vamos a estar solos.

En algunos casos esta trampa vital no se muestra tan claramente, es fácil distinguir a una persona que se aísla, pero no es muy fácil darnos cuenta si las relaciones sociales les causa mucha ansiedad o incomodidad a otro.  Si se tiene esta trampa vital es importante darse cuenta de los aspectos positivos que tiene cada uno, así como darnos cuenta de que todos somos diferentes y que cada uno tiene sus propios temores y que es importante aceptarnos por como somos, ya que si no nos aceptamos, respetamos y queremos a nosotros mismos, es difícil que otro nos acepte, respete o quiera.

5 comentarios:

  1. Excelente informacion la que nos brindas! Pero siento que existen huellas mas profundas dentro de la infancia que nos originan este tipo de trampas. En este caso podria ser la inseguridad que tenemos en nosotros mismos. Sera que en las demas trampas existan predicados de este tipo que definan en una sola palabra la carencia que presentamos??? Saludos desde México.

    ResponderEliminar
  2. Hola, gracias por leerme; las trampas vitales son esas huellas profundas, se desarrollan en una edad muy temprana y son las que nos generan toda esa angustia e inseguridad que creemos tenemos desde siempre. Uno no nace con temores e inseguridades, estas se van acoplando a nosotros durante nuestra vida, y mientras más temprano en nuestra vida se acoplen más profundas serán.

    ResponderEliminar
  3. ¡Muchas gracias!

    ResponderEliminar
  4. Hola, os saludo desde España. Este tema me interesa mucho porque yo mismo he tenido dos trampas vitales muy fuertes, una de ellas de exclusión social. Estuve varios años sufriéndolas hasta que decidí ir a terapia, lo cual fue lo mejor que pude hacer ya que las he superado casi completamente. Mi consejo a la gente que las padezca es que no dude en pedir ayuda y que con esfuerzo se pueden superar. Gracias.

    ResponderEliminar
  5. Hola, muchas gracias por seguirme, aprecio mucho tu comentario, y es cierto para superar las trampas vitales es necesario ir a terapia, especialmente una que se enfoque en los esquemas centrales de pensamiento. Espero que este blog te ayude a ti y a muchas personas. Gracias.

    ResponderEliminar