2/10/11

¿Cómo prevenir la trampa de la Vulnerabilidad en los niños?

Ya conocemos de que se trata la trampa vital de la vulnerabilidad, pero hay que entender como la desarrollamos.

Uno de los orígenes de esta trampa es cuando de niños nosotros vivimos con personas muy ansiosas y fóbicas, al crecer observamos a nuestros padres con muchos temores e inseguridades, que luego tu desarrollaste y vives ahora.

Otro origen de esta trampa, es cuando los padres sobreprotegen a los niños, especialmente cuando se trata de algún peligro o enfermedad; los padres, sin darse cuenta, hacen que el niño se sienta demasiado frágil y vulnerable a los peligros, y se sienta incompetente para enfrentar los problemas cotidianos.
El otro origen es todo lo contrario, es cuando los padres no protegieron adecuadamente a los niños; en esta situación, esta trampa se desarrolla cuando el entorno infantil no parece seguro de forma física, emocional o económica, lo que genera en el niño situaciones de angustia y preocupación que continúan en la vida adulta.

Otro origen de esta trampa se da cuando de niño estuviste enfermo o viviste un acontecimiento traumático que te llevó a creer que el mundo es un lugar muy peligroso, también se desarrolla cuando una persona cercana a  a ti, como tus padres, sufrieron un acontecimiento traumático y quizá murieron

Ahora que conocemos los orígenes, nos podemos dar cuenta de la importancia que tiene que los niños se sientan seguros mientras crecen, los niños deben tener la tranquilidad y confianza en que los padres están ahí para protegerlos y crearles un mundo seguro.  Hay que enseñarles a los niños a tener en cuenta los peligros que nos enfrentamos en la vida pero de una forma que ellos se sientan seguros de poder hacerles frente y no dejar que se vuelvan temerosos de sus propias capacidades.  Enseñemos a los niños a cuidarse a sí mismos, a que sepan tomar las mejores decisiones y que pidan ayuda cuando la necesiten, pero que siempre confíen en si mismos y en sus capacidades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario