13/10/11

¿Cómo prevenir la trampa de la Privación Emocional en los niños?

Las personas que tienen esta trampa vital, suelen haber tenido padre fríos y poco cariñosos, los padres no pasaban tiempo con ellos, no les demostraban suficiente cariño ni atención.  Al tener padres que son fríos y distantes; esta persona de niño no se siente especial ni importante, siente que no es querido ni valorado, algo que lo lleva a todas sus futuras relaciones.

Otro origen de esta trampa es cuando los padres no se conectan con sus hijos, cuando no logran desarrollar un vínculo de confianza, por lo que además no tienen la habilidad de calmar al niño cuando éste está temeroso o preocupado, lo que genera que cuando los niños crezcan es que no saben tranquilizarse por sí mismos, ni saben aceptar la acción tranquilizadora de los demás, porque no están acostumbrados a eso.
Además, esta trampa también se presenta cuando los padres no guían ni aconsejan a sus hijos, lo que hace que los niños se sientan poco importantes y desorientados, sintiendo también que no tienen nadie del cual depender, generando en ellos una sensación muy grande de soledad.

Actualmente las familias ya no pasan tiempo juntos, los padres llegan cansados, con otras preocupaciones y queriendo descansar y relajarse, sin tener en cuenta que sus hijos desean pasar tiempo con ellos, ya que lo que más quiere un niño es la atención de los padres.  Mucho padres creen que pueden compensar el hecho de no pasar el tiempo con sus hijos comprándoles cosas.  Pero esta trampa vital no se evitan estando físicamente con los hijos, hay familias que pasan mucho tiempo juntos pero que realmente no se comunican, pueden pasar 20 horas mirándose, pero no se esfuerzan en desarrollar un vínculo de cariño y confianza.  Si hay algún padre leyendo esto, pregúntense, ¿cuándo fue la última vez que se tomó el tiempo de sentarse en el suelo a jugar con su hijo?, ¿cuándo fue la última vez que hablaron sobre lo que sienten, sin juzgar, renegar ni criticar, solo escuchar?  Creo que la respuesta de muchos va a ser "hace tiempo".

Para evitar que los niños desarrollen esta trampa vital, es necesario pasar tiempo con ellos, con 15 minutos de "tiempo especial" con el niño, donde escuchen al niño y se dejen guiar por lo que el niño quiera hacer o jugar; en ese tiempo especial no lo critiquen ni juzguen, solo escuchen y si el niño lo pide aconséjenlo.  Es importante también demostrarle al niño que lo quieren, abranzenlo, díganle lo importante que es él para ustedes y díganle cuanto lo quieren.

4/10/11

La Trampa Vital de la Privación Emocional

Hay personas que tienen la creencia de que nunca van a ser comprendidas y queridas, creen que van a estar solos siempre porque nunca van a conocer a alguien que realmente los ame. Usualmente, las personas que tienen esta trampa se sienten atraídas a personas que son frías y egoístas, por lo que las relaciones no satisfacen sus necesidades emocionales, reforzando la creencia de que nadie los va a amar y comprender.

Dentro de las relaciones, las personas con esta trampa vital fluctúan entre el enfado por la insatisfacción al dolor y la soledad.  Al enfadarse con los demás, logra que la otra persona se distancie consiguiendo sin darse cuenta lo que más teme.

Cuando uno siente un vacío en su vida, se siente incomprendido, incluso por las personas más cercanas; se sienten solos y con mucha tristeza por las carencias afectivas; es porque tiene esta trampa vital, que no le está permitiendo establecer una relación satisfactoria ni disfrutar de las relaciones que ya tiene.

Para cambiar esta trampa, podemos empezar por darnos cuenta de que han tenido en común las parejas pasadas para saber cuales son las características que sería mejor evitar; también es importante no exigirle a la pareja que cubra todas las necesidades emocionales, ya que eso puede hacer que se aparte de ti.

2/10/11

¿Cómo prevenir la trampa de la Vulnerabilidad en los niños?

Ya conocemos de que se trata la trampa vital de la vulnerabilidad, pero hay que entender como la desarrollamos.

Uno de los orígenes de esta trampa es cuando de niños nosotros vivimos con personas muy ansiosas y fóbicas, al crecer observamos a nuestros padres con muchos temores e inseguridades, que luego tu desarrollaste y vives ahora.

Otro origen de esta trampa, es cuando los padres sobreprotegen a los niños, especialmente cuando se trata de algún peligro o enfermedad; los padres, sin darse cuenta, hacen que el niño se sienta demasiado frágil y vulnerable a los peligros, y se sienta incompetente para enfrentar los problemas cotidianos.
El otro origen es todo lo contrario, es cuando los padres no protegieron adecuadamente a los niños; en esta situación, esta trampa se desarrolla cuando el entorno infantil no parece seguro de forma física, emocional o económica, lo que genera en el niño situaciones de angustia y preocupación que continúan en la vida adulta.

Otro origen de esta trampa se da cuando de niño estuviste enfermo o viviste un acontecimiento traumático que te llevó a creer que el mundo es un lugar muy peligroso, también se desarrolla cuando una persona cercana a  a ti, como tus padres, sufrieron un acontecimiento traumático y quizá murieron

Ahora que conocemos los orígenes, nos podemos dar cuenta de la importancia que tiene que los niños se sientan seguros mientras crecen, los niños deben tener la tranquilidad y confianza en que los padres están ahí para protegerlos y crearles un mundo seguro.  Hay que enseñarles a los niños a tener en cuenta los peligros que nos enfrentamos en la vida pero de una forma que ellos se sientan seguros de poder hacerles frente y no dejar que se vuelvan temerosos de sus propias capacidades.  Enseñemos a los niños a cuidarse a sí mismos, a que sepan tomar las mejores decisiones y que pidan ayuda cuando la necesiten, pero que siempre confíen en si mismos y en sus capacidades.