24/9/11

La Trampa Vital de la Vulnerabilidad

Las personas que tienen la trampa vital de la vulnerabilidad, constantemente están pensando que van a ser víctimas de algún desastre, ya sea un desastre natural, una enfermedad grave, problemas financieros, etc. Estas personas tienen la idea de que el mundo es un lugar muy peligroso y se sienten indefensos la mayor parte del tiempo.

Es normal sentir temor en nuestra vida, pero lo que diferencia a las personas que tienen esta trampa vital de las que no lo tienen, es el reconocimiento de nuestros propios recursos para hacerle frente a los problemas que se nos presentan.  Las personas con esta trampa vital, se ven a sí mismos sin ningún recurso, sienten que no pueden afrontar ningún problema; es decir, agrandan las dificultades y reducen sus capacidades para hacerle frente a los problemas; los miedos excesivos y poco realistas que tienen estas personas controlan su vida, y gastan mucho tiempo y energía buscando sentirse seguros.

Esta trampa vital se desarrolla en la niñez, y se genera cuando los padres son demasiado sobreprotectores, o cuando nos dan una visión del mundo como un lugar sumamente peligroso.

Si tienes esta trampa vital, lo mejor que puedes hacer es analizar objetivamente tus miedos, busca la ayuda de un profesional y date cuenta de que tan ciertos y realistas son tus temores; así como en todas las trampas vitales, el trabajo para cambiarlas es constante y requiere de ayuda terapéutica, pero siempre puedes empezar con debatir tus miedos y tratar de cambiar la manera en la que ves el mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario