12/8/11

Trampa Vital del Abandono

¿Alguna vez han conocido a alguien que se aferra en exceso a los demás provocando que lo dejen?  Las personas que tienen la trampa vital del abandono creen que las personas que más quieren se alejarán de ellos y los abandonarán, y que se quedarán solos para siempre.  Las personas que tienen esta trampa vital creen que se van a quedar solos porque las personas cercanas a ellos morirán, se alejarán o los abandonarán.

Al tener esta creencia que los demás los van a abandonar y se van a quedar solos, estas personas suelen aferrarse a las personas cercanas a ellos, se disgustan cuando están solos, tienen problemas para las separaciones que son normales.  Al aferrarse tanto a otra persona y a exigir tanto tiempo y atención del otro, lo que logra es que la otra persona se aleje, reforzando de esta manera su creencia de que se va a quedar solo.

Esta trampa vital, así como todas, se origina en la infancia, y los hechos que pueden permitir que se genere son lo muerte o abandono por parte de uno de los padres, una separación prolongada de la madre, un hogar emocionalmente inestable, divorcio o peleas constantes entre los padres, pérdida significativa de la atención de los padres, sobreprotección por parte de los padres que no permitió al niño manejar las dificultades propias de la niñez. 

Todas estas situaciones generan la creencia en el niño de que se va a quedar solo, ya que vivió momentos donde no sintió sus necesidades emocionales satisfechas, sintiendo la ausencia significativa por parte de uno de sus padres, lo que llevó a generalizar esta situación a toda su vida.  Sin darse cuenta uno actúa de manera que la trampa vital se repita, al aferrarse a los demás y provocar que se marchen, uno reafirma la trampa vital haciendo que la creencia sea cada vez más fuerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario