27/12/11

¿Cómo prevenir la trampa vital de la Imperfección en los niños?

Ya conocemos que las personas con la trampa vital de la imperfección suelen sentir que nadie las va a querer si realmente las conocieran, que tienen muchos defectos y usualmente se culpan de muchas cosas.  Las personas con esta trampa también suelen buscar personas que los critican y rechazan, ya que eso es lo que esperan continuamente de los demás, aceptándolo como algo normal.

Para poder prevenir esta trampa en los niños es necesario conocer sus orígenes.  Una de las maneras en la que esta trampa toma forma se da, cuando de niños, alguien en la familia es muy crítico, exigente, castigador sobre la forma en la que te comportas o en las ideas que expresas.

Otro origen es cuando no te sientes o crees que no eres como a tus padres le gustaría que fueses, sintiéndote imperfecto, con mucho defectos y culpable de la falta de aceptación por parte de tus padres, incluso cuando este sentimiento no es real sino solamente percibido debido a la falta de comunicación o pobre expresión de afecto por parte de los padres.

Esta trampa vital también se puede generar cuando abusaron de ti, o cuando te culparon de las cosas malas o problemas que ocurrían en tu familia.  También se ocasiona cuando de niño te dicen que eres inútil, un fracasado, que eres malo, que no sirves para nada, o frases similares; así como cuando te comparan desfavorablemente con tus hermanos, haciéndote sentir menos.

Una frase que mi mamá me dijo es que ningún padre se sienta en la cuna de su hijo y piensa en formas para malograr su vida; todos los padres hacen lo mejor que pueden hacer (o por lo menos eso es lo que me gustaría pensar) pero es importante tomarse un tiempo antes de decirle algo a un niño, ya que comentarios que pueden parecer inofensivos pueden llegar a causar una gran herida emocional en él.  También es muy importante tomarse el tiempo para escuchar al niño, para jugar con ellos, un espacio de escucha sin criticas, un espacio para demostrarle cuanto lo queremos, pero no con objetos, sino con atención y cariño, díganles a los niños cuanto los queremos sin vergüenza, abrácenlos y denle muchos besos y díganles todos los días lo mucho que los quieren y lo importante que son.  

10/12/11

La Trampa Vital de la Imperfección

¿Alguna vez te haz sentido como si nunca fueras lo suficientemente bueno, que nunca vas a poder hacer bien las cosas? Si te has sentido así es porque tiene la trampa vital de la imperfección.
Las personas que tienen esta trampa vital suelen sentirse imperfectas y que si los demás te conocieran como "realmente" eres, ya no te querrían ni apreciarían.

Cómo no te aprecias a ti mismo porque te sientes menos que los demás, no esperas que los demás te quieran ni acepten, porque en el fondo tu te sientes inferior al resto y poco merecedor de su aprecio y amor.
Las personas que tienen esta trampa vital en su infancia fueron criticados, poco valorados y respetados, entonces ahora sientes que eres defectuoso y las criticas que te hacian cuando eras niño, las repites constantemente incluso sin ser consiente de ello.

Para superar esta trampa, es necesario ir a terapia centrada en esquemas (como es necesario para todas las trampas vitales), pero puedes empezar por reconocer en que cosas te criticas a ti mismo y valorar si esa critica es realmente cierta, pregunta a las personas más cercanas si necesitas otra opinión.  Es importante que te des cuenta de que las creencias que tienes sobre ti mismo son equivocadas y que puedas hacer el cambio en tu vida tomando conciencia de cómo eres realmente.

10/11/11

¿Cómo prevenir la trampa de la Exclusión Social en niños?

Una diferencia de esta trampa vital, es que suele desarrollarse cuando interactuamos con otros niños, en lugar de solo con nuestros padres o familiares cercanos.  Si pueden recordar sus épocas de la escuela, recordarán cómo los niños se maltratan entre si, o cómo suelen escoger a un niño en particular para hacer su vida más difícil.

Las personas que tienen esta trampa vital, muy probablemente vivieron situaciones muy difíciles durante el colegio, tal vez no tuvieron muchos amigos, o los demás niños los molestaban por alguna característica particular o por algún problema, por ejemplo ser gorditos, por tartamudear, etc

Esta trampa también puede desarrollarse si tu familia es diferente, si viviste una mudanza a un lugar diferente, con otras costumbres, es probable que te hayas sentido excluido y solo, lo que puede haber generado esta trampa en ti.

Otra forma de desarrollar esta trampa, es cuando de niños no logramos desarrollar intereses particulares, si de niños siempre hacemos lo que nos piden y nunca definimos nuestras propias preferencias, de adultos será mucho más difícil hacerlo, limitando de forma muy significativa cómo nos relacionamos con otras personas.

Para evitar que los niños desarrollen esta trampa es importante intervenir no solo en casa, sino también en el colegio, ahora el bullying es cada vez más conocido, y es un causante muy importante de esta trampa.  Es importante intervenir en los colegios trabajando con los niños los tres grupos que intervienen en el bullying (abusadores, victimas y observadores) es necesario erradicar este problema de las aulas. 
También podemos ayudar a los niños que no saben relacionarse con talleres de habilidades sociales, para algunos niños es más difícil establecer relaciones y un taller de habilidades sociales les ayudará mucho a vencer esa barrera.

También es importante que motivemos a los niños a realizar actividades fuera del colegio, busquemos una actividad que el niño disfrute y permitámosle que la desarrolle, si le interesa el fútbol meterlo a un equipo o si le interesa la pintura a clases, etc.  De esta manera el niño conocerá a más niños con las mismas afinidades y establecer relaciones con ellos será mucho más fácil.

3/11/11

La Trampa Vital de la Exclusión Social

Hasta ahora hemos visto que las trampas vitales se desarrollan en una edad temprana, generalmente hasta los 8 años de edad, y que se suelen desarrollar por problemas o conflictos dentro del hogar, usualmente relacionado con nuestros padres.  Sin embargo, la trampa de la exclusión social se encuentra más relacionada con las experiencias que vivimos durante el colegio, con los amigos o compañeros.

Las personas que presentan esta trampa vital tienen sentimientos de aislamiento, soledad, la idea de que son diferentes al resto y que por eso están solos.  Las personas llegan a sentir y pensar de esta manera porque de niños se sentían excluidos o no tenían muchos amigos, tal vez tenían alguna característica que los diferenciaba del resto que hizo que no se relacionen; y cuando las personas son adultas, al haber vivido "excluidos" tanto tiempo deciden ellos mismos apartarse, evitan formar relaciones para no sentirse excluidos.

Esta trampa vital, así como las demás, tienen una forma de auto alimentarse, sin darnos cuenta al tener una trampa vital generamos lo que queremos evitar, en el caso de la trampa vital de la exclusión social, al querer evitar sentirnos excluidos del resto nos aislamos de los demás, lo que refuerza o alimenta nuestra creencia de que siempre vamos a estar solos.

En algunos casos esta trampa vital no se muestra tan claramente, es fácil distinguir a una persona que se aísla, pero no es muy fácil darnos cuenta si las relaciones sociales les causa mucha ansiedad o incomodidad a otro.  Si se tiene esta trampa vital es importante darse cuenta de los aspectos positivos que tiene cada uno, así como darnos cuenta de que todos somos diferentes y que cada uno tiene sus propios temores y que es importante aceptarnos por como somos, ya que si no nos aceptamos, respetamos y queremos a nosotros mismos, es difícil que otro nos acepte, respete o quiera.

13/10/11

¿Cómo prevenir la trampa de la Privación Emocional en los niños?

Las personas que tienen esta trampa vital, suelen haber tenido padre fríos y poco cariñosos, los padres no pasaban tiempo con ellos, no les demostraban suficiente cariño ni atención.  Al tener padres que son fríos y distantes; esta persona de niño no se siente especial ni importante, siente que no es querido ni valorado, algo que lo lleva a todas sus futuras relaciones.

Otro origen de esta trampa es cuando los padres no se conectan con sus hijos, cuando no logran desarrollar un vínculo de confianza, por lo que además no tienen la habilidad de calmar al niño cuando éste está temeroso o preocupado, lo que genera que cuando los niños crezcan es que no saben tranquilizarse por sí mismos, ni saben aceptar la acción tranquilizadora de los demás, porque no están acostumbrados a eso.
Además, esta trampa también se presenta cuando los padres no guían ni aconsejan a sus hijos, lo que hace que los niños se sientan poco importantes y desorientados, sintiendo también que no tienen nadie del cual depender, generando en ellos una sensación muy grande de soledad.

Actualmente las familias ya no pasan tiempo juntos, los padres llegan cansados, con otras preocupaciones y queriendo descansar y relajarse, sin tener en cuenta que sus hijos desean pasar tiempo con ellos, ya que lo que más quiere un niño es la atención de los padres.  Mucho padres creen que pueden compensar el hecho de no pasar el tiempo con sus hijos comprándoles cosas.  Pero esta trampa vital no se evitan estando físicamente con los hijos, hay familias que pasan mucho tiempo juntos pero que realmente no se comunican, pueden pasar 20 horas mirándose, pero no se esfuerzan en desarrollar un vínculo de cariño y confianza.  Si hay algún padre leyendo esto, pregúntense, ¿cuándo fue la última vez que se tomó el tiempo de sentarse en el suelo a jugar con su hijo?, ¿cuándo fue la última vez que hablaron sobre lo que sienten, sin juzgar, renegar ni criticar, solo escuchar?  Creo que la respuesta de muchos va a ser "hace tiempo".

Para evitar que los niños desarrollen esta trampa vital, es necesario pasar tiempo con ellos, con 15 minutos de "tiempo especial" con el niño, donde escuchen al niño y se dejen guiar por lo que el niño quiera hacer o jugar; en ese tiempo especial no lo critiquen ni juzguen, solo escuchen y si el niño lo pide aconséjenlo.  Es importante también demostrarle al niño que lo quieren, abranzenlo, díganle lo importante que es él para ustedes y díganle cuanto lo quieren.

4/10/11

La Trampa Vital de la Privación Emocional

Hay personas que tienen la creencia de que nunca van a ser comprendidas y queridas, creen que van a estar solos siempre porque nunca van a conocer a alguien que realmente los ame. Usualmente, las personas que tienen esta trampa se sienten atraídas a personas que son frías y egoístas, por lo que las relaciones no satisfacen sus necesidades emocionales, reforzando la creencia de que nadie los va a amar y comprender.

Dentro de las relaciones, las personas con esta trampa vital fluctúan entre el enfado por la insatisfacción al dolor y la soledad.  Al enfadarse con los demás, logra que la otra persona se distancie consiguiendo sin darse cuenta lo que más teme.

Cuando uno siente un vacío en su vida, se siente incomprendido, incluso por las personas más cercanas; se sienten solos y con mucha tristeza por las carencias afectivas; es porque tiene esta trampa vital, que no le está permitiendo establecer una relación satisfactoria ni disfrutar de las relaciones que ya tiene.

Para cambiar esta trampa, podemos empezar por darnos cuenta de que han tenido en común las parejas pasadas para saber cuales son las características que sería mejor evitar; también es importante no exigirle a la pareja que cubra todas las necesidades emocionales, ya que eso puede hacer que se aparte de ti.

2/10/11

¿Cómo prevenir la trampa de la Vulnerabilidad en los niños?

Ya conocemos de que se trata la trampa vital de la vulnerabilidad, pero hay que entender como la desarrollamos.

Uno de los orígenes de esta trampa es cuando de niños nosotros vivimos con personas muy ansiosas y fóbicas, al crecer observamos a nuestros padres con muchos temores e inseguridades, que luego tu desarrollaste y vives ahora.

Otro origen de esta trampa, es cuando los padres sobreprotegen a los niños, especialmente cuando se trata de algún peligro o enfermedad; los padres, sin darse cuenta, hacen que el niño se sienta demasiado frágil y vulnerable a los peligros, y se sienta incompetente para enfrentar los problemas cotidianos.
El otro origen es todo lo contrario, es cuando los padres no protegieron adecuadamente a los niños; en esta situación, esta trampa se desarrolla cuando el entorno infantil no parece seguro de forma física, emocional o económica, lo que genera en el niño situaciones de angustia y preocupación que continúan en la vida adulta.

Otro origen de esta trampa se da cuando de niño estuviste enfermo o viviste un acontecimiento traumático que te llevó a creer que el mundo es un lugar muy peligroso, también se desarrolla cuando una persona cercana a  a ti, como tus padres, sufrieron un acontecimiento traumático y quizá murieron

Ahora que conocemos los orígenes, nos podemos dar cuenta de la importancia que tiene que los niños se sientan seguros mientras crecen, los niños deben tener la tranquilidad y confianza en que los padres están ahí para protegerlos y crearles un mundo seguro.  Hay que enseñarles a los niños a tener en cuenta los peligros que nos enfrentamos en la vida pero de una forma que ellos se sientan seguros de poder hacerles frente y no dejar que se vuelvan temerosos de sus propias capacidades.  Enseñemos a los niños a cuidarse a sí mismos, a que sepan tomar las mejores decisiones y que pidan ayuda cuando la necesiten, pero que siempre confíen en si mismos y en sus capacidades.

24/9/11

La Trampa Vital de la Vulnerabilidad

Las personas que tienen la trampa vital de la vulnerabilidad, constantemente están pensando que van a ser víctimas de algún desastre, ya sea un desastre natural, una enfermedad grave, problemas financieros, etc. Estas personas tienen la idea de que el mundo es un lugar muy peligroso y se sienten indefensos la mayor parte del tiempo.

Es normal sentir temor en nuestra vida, pero lo que diferencia a las personas que tienen esta trampa vital de las que no lo tienen, es el reconocimiento de nuestros propios recursos para hacerle frente a los problemas que se nos presentan.  Las personas con esta trampa vital, se ven a sí mismos sin ningún recurso, sienten que no pueden afrontar ningún problema; es decir, agrandan las dificultades y reducen sus capacidades para hacerle frente a los problemas; los miedos excesivos y poco realistas que tienen estas personas controlan su vida, y gastan mucho tiempo y energía buscando sentirse seguros.

Esta trampa vital se desarrolla en la niñez, y se genera cuando los padres son demasiado sobreprotectores, o cuando nos dan una visión del mundo como un lugar sumamente peligroso.

Si tienes esta trampa vital, lo mejor que puedes hacer es analizar objetivamente tus miedos, busca la ayuda de un profesional y date cuenta de que tan ciertos y realistas son tus temores; así como en todas las trampas vitales, el trabajo para cambiarlas es constante y requiere de ayuda terapéutica, pero siempre puedes empezar con debatir tus miedos y tratar de cambiar la manera en la que ves el mundo.

19/9/11

¿Cómo prevenir la Trampa de la Dependencia en los niños?

Ya conocemos cómo es la trampa vital de la dependencia, pero es importante saber qué situaciones fueron las que permitieron que se desarrolle; tanto para entender las raíces de nuestra trampa para empezar a curarla, como para prevenir que los niños la desarrollen.

La trampa vital de la dependencia tiene dos orígenes, uno en la sobreprotección y otro en la poca protección.  Esta trampa, originada en la sobreprotección, sucede cuando los padres tratan a los niños como si fuesen más pequeños de lo que realmente son, cuando toman las decisiones por los niños, cuando los padres cuidan todo los detalles de la vida de los niños sin permitirles que ellos se cuiden a sí mismos, también se crea cuando los padres no le dan responsabilidades a los niños o les dan muy pocas, o cuando no les dan un espacio para que ellos se desarrollen.  Además se puede originar cuando los padres critican las opiniones y competencias de los hijos, o cuando no permiten que el niño realice una tarea sin interrumpir o interferir con consejos excesivos.

El otro origen de esta trampa vital es con la poca atención por parte de los padres, y sucede cuando los padres no le dan a los niños suficiente guía o dirección, cuando los niños tienen que tomar muchas decisiones por sí mismos por un largo tiempo, cuando el niño tiene que asumir roles y responsabilidades de un adulto, o cuando se espera que el niño haga o tenga conocimientos que están por encima de sus responsabilidades.

Es importante entender cómo se creo esta trampa vital en nosotros si queremos cambiar, pero también es importante saber qué situaciones son las que la desencadenan para poder evitar que las futuras generaciones la desarrollen.

12/9/11

La Trampa Vital de la Dependencia

Todos las personas en algún momento dependemos o necesitamos de otra persona para lograr algo que por nosotros mismos no podemos, pero las personas que tienen la trampa vital de la dependencia, necesitan la ayuda o el apoyo de otra persona para realizar la mayoría de las actividades o para tomar la mayoría de las decisiones en su vida.
Estas personas no confían en sus propias capacidades ni recursos, y sienten que sin los demás no pueden hacer nada, ni siquiera tomar las decisiones más básicas en su vida.  

Usualmente estas personas buscan a figuras fuertes de las que depender, y prefieren que la otra persona tome todas las decisiones y maneje su vida, ya que la propia persona se siente incapaz de hacerlo.  También prefieren estar en un trabajo donde se les diga que hacer, ya que no se atreven a actuar por sí solos.

Esta trampa suele desarrollarse debido a que cuando era un niño, lo hicieron sentirse como un incompetente cada vez que tratabas hacer algo por ti mismo, o te sobreprotegían tanto que nunca te permitieron desarrollar tu individualidad ni darte cuenta de lo que podías lograr por ti mismo.

8/9/11

¿Cómo prevenir la Trampa del Abuso y Desconfianza en los niños?

Para conocer cómo podemos evitar que los niños desarrollen esta trampa vital, es necesario entender cómo se forma.  Las personas que tienen esta trampa vital, cuando eran niños probablemente vivieron situaciones donde fueron maltratados y abusados (ya sea física, verbal o sexualmente), donde fueron humillados por miembros de su familia, o donde se burlaron de él.  También es posible que las personas que formaban su familia no hayan sido de confianza (delataban sus secretos, los manipulaban, les prometían cosas que luego no cumplían), o que les haya gustado verlos sufrir o ser humillados.  Otro posible origen puede ser que los padres lo educaron usando amenazas o castigos; o que le decían repetidamente que no podía confiar en los demás.

Todas esas situaciones, vividas de pequeños afectan gravemente la forma en la que vemos al mundo, lo que hace que cuando los niños crezcan les sea muy difícil creer y confiar en otra persona, ya que de niño le demostraron que esa era la forma de salir lastimado.
Las personas que han vivido estas situaciones, tienen una gran dificultad de tener una relación íntima, ya que no pueden confiar en otra persona, ya que cuando confiaron en las personas más cercanas a ellos, fueron lastimados e humillados.

Para evitar que esto pase con los niños es importante respetarlos, respetemos sus creencias y temores, ayudemos a que se sientan seguros.  No los amenacemos, es mejor si los motivamos, así se sentirán seguros y tendrán la iniciativa a mejorar, en lugar de hacer las cosas por temor a los castigos.

31/8/11

Trampa Vital de Desconfianza y Abuso

En la vida hay momentos en los que todos sentimos desconfianza, ya sea porque hemos tenido experiencias anteriores que nos enseñan a desconfiar o por experiencias de otras personas.  Pero las personas que tienen esta trampa vital siempre sienten desconfianza y suelen creer que los demás lo humillarán, se burlarán de él, le mentirán o le harán daño.  Es por eso que estas personas suelen poner un muro en sus relaciones con los demás que impiden que lleguen a intimar con otros y a establecer verdaderos vínculos y relaciones duraderas. 
Las relaciones que tienen estas personas, si es que llegan a tener alguna, suelen ser superficiales, ya que nunca se deja conocer realmente.

Otro problema de estas personas, es que al creer que los van a maltratar, suelen buscar personas que los maltratan o engañan, reforzando esta creencia de que los demás siempre los van a lastimar o engañar.  Estas personas buscan relaciones dañinas sin realmente darse cuenta, creen que todas las personas los van a lastimar porque inconscientemente buscan y se sienten atraídos a personas que los lastiman.

21/8/11

¿Cómo prevenir la Trampa del Abandono en los niños?

Ahora ya sabemos cual es la trampa del abandono y cómo puede estar afectando nuestras vidas, sabemos que se originó cuando eramos niños, por situaciones de separación física o emocional de nuestros padres; es importante reconocer que nuestros padres no nos quisieron hacer daño, solo hicieron lo mejor que pudieron al no tener información o ayuda.

Pero para que la historia no se repita con nuestros hijos es importante crear un vínculo afectivo y de confianza con ellos desde que son pequeños.  No es necesario estar todo el día junto a un niño para que se sienta seguro y comprendido, hay familias donde, a pesar de estar bastante tiempo juntos físicamente, emocionalmente los miembros de la familia se sienten solos e incomprendidos.  Algo que yo siempre recomiendo a los padres es dedicarle 10 o 15 minutos diarios a estar con el niño, a jugar o hablar de lo que el niño prefiera, no criticar ni juzgar, solo escucharlo y orientarlo si el niño lo pide; que este sea un tiempo para el niño, donde él nos pueda invitar a su mundo y hacernos parte del mismo.

Es importante crear actividades con ellos, pero actividades donde se dé la conversación y la creatividad, hay que buscar espacios para que el niño cree un vínculo de confianza que hará que más adelante tenga la libertad y tranquilidad de saber que los padres lo van a escuchar y aconsejar, sin miedo a ser juzgado.

12/8/11

Trampa Vital del Abandono

¿Alguna vez han conocido a alguien que se aferra en exceso a los demás provocando que lo dejen?  Las personas que tienen la trampa vital del abandono creen que las personas que más quieren se alejarán de ellos y los abandonarán, y que se quedarán solos para siempre.  Las personas que tienen esta trampa vital creen que se van a quedar solos porque las personas cercanas a ellos morirán, se alejarán o los abandonarán.

Al tener esta creencia que los demás los van a abandonar y se van a quedar solos, estas personas suelen aferrarse a las personas cercanas a ellos, se disgustan cuando están solos, tienen problemas para las separaciones que son normales.  Al aferrarse tanto a otra persona y a exigir tanto tiempo y atención del otro, lo que logra es que la otra persona se aleje, reforzando de esta manera su creencia de que se va a quedar solo.

Esta trampa vital, así como todas, se origina en la infancia, y los hechos que pueden permitir que se genere son lo muerte o abandono por parte de uno de los padres, una separación prolongada de la madre, un hogar emocionalmente inestable, divorcio o peleas constantes entre los padres, pérdida significativa de la atención de los padres, sobreprotección por parte de los padres que no permitió al niño manejar las dificultades propias de la niñez. 

Todas estas situaciones generan la creencia en el niño de que se va a quedar solo, ya que vivió momentos donde no sintió sus necesidades emocionales satisfechas, sintiendo la ausencia significativa por parte de uno de sus padres, lo que llevó a generalizar esta situación a toda su vida.  Sin darse cuenta uno actúa de manera que la trampa vital se repita, al aferrarse a los demás y provocar que se marchen, uno reafirma la trampa vital haciendo que la creencia sea cada vez más fuerte.

5/8/11

¿Cuales son mis trampas vitales?

El libro Reinventa tu Vida de Jeffrey E. Young y Janet S. Klosko nos da un cuestionario muy útil para conocer cuales son las trampas vitales que están presentes en nuestras vidas.

Primero puntúa con qué exactitud cada afirmación te reflejaba de niño, si crees que tus respuestas puedan variar en función de las distintas etapas que atravesaste durante la infancia, elige la puntuación que mejor se ajuste a cómo te sentiste en general hasta los once años.  Después puntúa con qué exactitud te describe cada frase en la actualidad.  Elige la puntuación que mejor se aplique a ti en los últimos seis meses.


Escala de puntuación


1-Totalmente falso
2-La mayoría de las veces falso
3-Más verdadero que falso
4-En ocasiones verdadero
5-La mayoría de las veces verdadero
6-Me describe perfectamente





Cuestionario de las Trampas vitales
De niño
Actual
Descripción


    1.     Me doy cuenta de que me aferro a las personas más próximas porque tengo miedo de que me dejen.
    2.     Me preocupa mucho que las personas que quiero encuentren a alguien mejor y me abandonen.
    3.     Suelo estar pendiente de descubrir los motivos ocultos de las personas; no confío en las personas fácilmente.
    4.     Siento que no puedo bajar la guardia cuando estoy con los demás o que me harán daño.
    5.     La sensación de peligro que tengo es más intensa de lo normal y pienso que enfermaré o que algo malo me ocurrirá.
    6.     Me preocupa que yo (o mi familia) nos quedemos sin dinero y que dependamos de los demás.
    7.     Siento que no puedo arreglármelas por mí mismo y que necesito a las otras personas para que me ayuden a sobrevivir.
    8.     Mis padres y yo tendemos a implicarnos demasiado en la vida y en los problemas del otro.
    9.     No he tenido a nadie que me cuide, con quien compartir o que se preocupe realmente de lo que me ocurre.
    10. Las personas más próximas no han estado a mi lado para ayudarme en mis necesidades emocionales de comprensión, empatía, consejo y apoyo.
    11. Siento como si no perteneciera a ningún grupo.  Soy diferente, en realidad no encajo.
    12. Soy feo y aburrido, no se nunca que decir en las situaciones sociales.
    13. Ninguna persona por la que sintiera atracción podría quererme si conociera todos mis efectos.
    14. Me avergüenzo de mí mismo, no merezco el amor, la atención ni el respeto de los demás.
    15. No soy tan inteligente o tan competente como la mayoría de las personas en mi trabajo (o escuela).
    16. A menudo me siento inútil porque no puedo compararme con los demás en términos de aptitudes, inteligencia y éxito.
    17. Siento que si no cedo ante los deseos de los demás, me humillarán o rechazarán de alguna manera.
    18. Las personas ven que hago demasiadas cosas para los demás y muy pocas para mi.
    19. Intento dar lo mejor de mí, no puedo soportar que lo que hago esté simplemente bien.  Me gusta ser el número uno en todo.
    20. Tengo tantas obligaciones que apenas tengo tiempo para relajarme y divertirme.
    21. Siento que no debería seguir las reglas y costumbres habituales.
    22. No tengo la suficiente disciplina como para seguir una rutina, completar las tareas aburridas o controlar mis emociones.


Puntuación total (suma conjuntamente las puntuaciones de las preguntas 1-10)






Resultados: Coloca el puntaje de cada pregunta al lado del número del ítem.  Si la puntuación más alta es 4, 5 o 6 es probable que tengas esa trampa vital.

Hoja de resultados de las trampas vitales
Trampa vital
Niño
Actual
Niño
Actual
Puntuación más alta
    1  Abandono
    2   Desconfianza y abuso
    3.Vulnerabilidad
    4.Dependencia
    5.Privación emocional
    6.Exclusión social
    7.Imperfección
    8. Fracaso
    9. Subyugación
    10. Normas inalcanzables
    11. Grandiosidad
1.
3.

5.
7.

9.
11.

13.
15.
17.

19.
21.
1.
3.

5.
7.

9.
11.

13.
15.
17.

19.
21.
2.
4.

6.
8.

10.
12.

14.
16.
18.

20.
22.
2.
4.

6.
8.

10.
12.

14.
16.
18.

20.
22.


2/8/11

¿Tendré una trampa vital?

Para saber si tenemos alguna trampa vital que esté creándonos problemas, el libro Reinventa tu Vida de Jeffrey E. Young y Janet S. Klosko nos dan una serie de preguntas:

¿Te atraen las relaciones con personas que son frías contigo?  ¿Sientes que ni siquiera las personas más próximas se preocupan por ti o te entienden lo suficiente?
¿Sientes que existe en tu interior algún tipo de imperfección que impide que seas querido y aceptado por alguien que te conozca de verdad?
¿Antepones las necesidades de los demás a las tuyas, de modo que desconoces cuáles son tus auténticas necesidades?
¿Tienes miedo de que te pueda ocurrir algo malo, hasta el punto de que un ligero dolor de garganta te despierta el temor de una enfermedad mucho más grave?
¿Te sorprende que, a pesar del reconocimiento general, todavía te sientas infeliz, insatisfecho o desvalorizado?

Si respondes con sí a alguna de estas preguntas, es probable que tengas una trampa vital afectando tu vida.  El libro Reinventa tu Vida trata sobre las once trampas vitales más comunes; usaremos ese libro para reconocer estas trampas vitales, entender sus orígenes y cambiarlas.

30/7/11

Trampas Vitales

Como ya sabemos, las trampas vitales son experiencias negativas que suceden en un momento temprano en nuestra vida, que genera en nosotros un esquema, el cual es una creencia profundamente enraizada que nos aplicamos a nosotros mismos y al mundo, repitiendo esa situación negativa a lo largo de nuestras vidas sin darnos cuenta.  

Para curar el esquema o la trampa vital, es importante tener en cuenta tres cosas, primero tenemos que saber que los esquemas son muy difíciles de cambiar y que las personas solemos resistirnos a cambiarlo, esto se debe a que estamos tan familiarizados con este esquema, es nuestra identidad, entonces cambiarlo sería como cambiar completamente nuestra manera de ver al mundo y a nosotros mismos; segundo, para cambiar los esquemas es esencial que la persona los haga conscientes y los afronte, hay que saber qué esquemas son los que nos causan problemas y malestar, y trabajar muy duro y de forma continua para cambiarlos.  
En último lugar es importante señalar que los esquemas o trampas vitales no desaparecen del todo, sino que una vez que son trabajados y curados van a ser menos fuertes, menos relevantes y las personas van a poder responder a sus esquemas cuando se activen, de manera que estas creencias profundas van a dejar de generar malestar en nuestra vida, y nosotros vamos a dejar de repetir esas experiencias negativas que solíamos repetir antes de trabajar nuestras trampas vitales.

Rodriguez, E. Niveles Cognitivo Afectivos. Instituto Peruano de Psicoterapia Cognitiva Conductual. Lima, Perú.

29/7/11

Trampas Vitales

Las trampas vitales son patrones, contextos y experiencias negativas que se inician en la infancia y que se repiten durante toda la vida.  Las Trampas Vitales empiezan como algo que nos es transmitido por nuestras familias o por otros niños, en una edad temprana (antes de los 8 años). Si una vez fuimos abandonados, criticados, sobreprotegidos, maltratados, ignorados o rechazados, en cierta manera nos perjudicaron y es en esos momentos donde la trampa vital se forma y comienza a ser parte de nuestras vidas.
Con el tiempo, abandonamos el hogar donde crecimos y repetimos esas mismas situaciones negativas en donde somos abandonados, criticados, sobreprotegidos, matratados, despreciados, controlados, ignorados o rechazados, lo que provoca que fracasemos en el logro de nuestros objetivos más deseados.

Es importante señalar que nosotros no nos damos cuenta de que repetimos esas situaciones, no entendemos porque no logramos tener relaciones estables o tener éxito en el trabajo; lo que sucede es que repetimos las experiencias y patrones negativos que vivimos al ser pequeños sin ser conscientes de lo que estamos haciendo.


Las trampas vitales determinan cómo pensamos, sentimos, actuamos y nos relacionamos con los demás. Conllevan sentimientos intensos tales como la ira, la tristeza y la ansiedad, e incluso cuando parece que lo tenemos todo, ya sea posición social, un matrimonio ideal, el respeto de las personas próximas o el éxito profesional, a menudo somos incapaces de disfrutar la vida o de valorar nuestros éxitos.

El término técnico para entender una trampa vital es el de  esquema. El concepto de esquema procede de la psicología cognitiva. Los esquemas son creencias profundamente enraizadas, aprendidas en los primeros años de vida, que nos aplicamos a nosotros mismos y al mundo. Estos esquemas son centrales en el concepto que tenemos de nosotros mismos.  Surgen del contexto de las Trampas Vitales.

Renunciar a creer en un esquema sería como abandonar la seguridad de saber quienes somos y cómo es el mundo, por tanto, nos aferramos a él, incluso cuando nos perjudica. Estas creencias tempranas nos proporcionan un sentido de predicción y de seguridad, son cómodas y familiares. En cierto sentido, nos hacen sentir como en casa. Éste es el motivo por el cual los esquemas o trampas vitales son tan difíciles de cambiar. 

Rodriguez, E. Niveles Cognitivo Afectivos. Instituto Peruano de Psicoterapia Cognitivo Conductual. Lima, Perú.

27/7/11

Esquemas Nucleares

Los esquemas nucleares están formados por las creencias centrales, que están formadas por nuestros valores fundamentales, las afirmaciones más globales sobre nosotros mismos, sobre el mundo y sobre los demás, es decir estas creencias están formadas por todo lo que constituye nuestra identidad.  Estas creencias pueden ser flexibles y adaptativas a las diferentes situaciones que vivimos, pero cuando son rígidas y no permiten la adaptación a nuevas situaciones, generando en nosotros perturbaciones emocionales, se conocen como esquemas mal adaptativos.

Las creencias negativas que desarrollamos pueden ser: creencias centrales negativas acerca de nosotros mismos, la mayoría está relacionada con el desamparo y con la incapacidad de ser amado;
las creencias centrales negativas acerca de los demás suelen estar relacionadas con la desconfianza hacia los demás; las creencias centrales negativas acerca del mundo se relacionan con el catastrofismo; y las creencias centrales negativas hacia la vida se relaciona con la desesperanza y el catastrofismo.

Estas creencias negativas son generalmente globales, rígidas y poco realistas, pero las creemos como verdaderas porque hemos vivido con ellas por casi toda nuestra vida, y las llevamos a todas las situaciones nuevas que vivimos.

No todas las ideas centrales negativas de una persona tienen la misma importancia para ésta ni para la explicación de su problema. Las personas que comparten una misma idea central, pueden darle una importancia diferente según el significado o valoración que cada persona le atribuye a su idea central.

Es importante señalar que estas creencias centrales o esquemas mal adaptativos, tienen su origen en situaciones que causaron una gran perturbación emocional o ante situaciones traumáticas que vivimos cuando somos muy pequeños, y para trabajar nuestros esquemas mal adaptativos, primero tenemos que conocer cuando se originó, y a partir de ahi trabajar el esquema.  Estas experiencias negativas que suceden en una edad temprana se conocen como Trampas Vitales.

26/7/11

Esquemas

Los pensamientos y creencias que causan los problemas psicológicos y perturbaciones emocionales se encuentren organizados en una jerarquía, hasta ahora hemos hablado sobre los pensamientos automáticos y las distorsiones de pensamiento, pero antes de hablar sobre los esquemas de pensamiento más centrales, vamos a organizarlos.  

Imaginense un iceberg, la punta, que es visible, viene a ser los pensamientos automáticos, estos pensamientos son mensajes aprendidos que salen a luz en situaciones que generan una emoción, son las cosas que nos decimos ante cada situación.  Estos pensamientos tienen algunas características que nos ayudan a identificarlos, son específicos a cada situación, son automáticos (se disparan antes de ser conscientes de lo que pensamos), son mensajes resumidos, no tienen pruebas que los señale como ciertos pero igual los creemos, los vemos como naturales porque los hemos tenido por mucho tiempo, son difíciles de desviar aún cuando nos esforzamos, van acompañados de una carga emocional, y los más importante, son aprendidos y pueden ser cambiados.

La segunda parte del iceberg (la que con un poco de esfuerzo se puede ver debajo del agua) son las creencias intermedias (distorsiones de pensamiento), formada de valoraciones, suposiciones y reglas; las cuales se mezclan unas con otras, es decir, podemos valorar algo de una forma exagerada (es lo peor que me ha pasado), al mismo tiempo creamos una suposición para tratar de enfrentarlo (si hago esto..lograré esto...) y formamos normas o reglas para guiarnos (tengo que...).
Entre las valoraciones que creamos están el catastrofismo (es horrible, es lo peor que me ha pasado, etc.) las necesidades (necesito...) y las expectativas de autoeficacia (puedo/no puedo, soy capaz/soy incapaz, etc.) 
Las suposiciones son las manera de actuar que nosotros creamos para poder enfrentar las situaciones luego de valorarlas.  Las normas y reglas son las cosas que nos imponemos o imponemos a los demás, estas normas se agrupan, según Ellis, en tres áreas: tengo que actuar perfectamente, los demás deben tratarme perfectamente y las condiciones de mi vida tienen que ser cómodas, fáciles, etc.

La parte más profunda del iceberg esta formada por las creencias centrales o nucleares, las cuales están en un nivel tan profundo que son inconscientes.  Estas creencias constituyen nuestros valores fundamentales, nuestra identidad, las afirmaciones más globales acerca de nosotros mismos, del mundo y de los demás.  Estas creencias, cuando son inflexibles son conocidas como Esquemas mal adaptativos, y se generan a partir de experiencias dolorosas o traumáticas denominadas Trampas Vitales.

Rodriguez, E. Niveles Cognitivo Afectivos. Instituto Peruano de Psicoterapia Cognitivo Conductual. Lima, Perú.



      24/7/11

      EP: Personalización

      Este error de pensamiento consiste en creer que las cosas que ocurren alrededor tienen relación con uno mismo, sin tener pruebas suficientes de que así sean.  Por ejemplo, una persona que tiene esta distorsión de pensamiento, si escucha que alguien dice en su trabajo que el ambiente es malo, seguramente pensará que lo dijeron por él, cree que él es la razón por la que la otra persona dijo que el ambiente laboral era malo, aunque en ningún momento se dijo su nombre o siquiera se insinuó que se trataba de él.

      Las personas con este error de pensamiento, no solo se echan la culpa de todas las cosas malas que suceden a su alrededor, sino que también suelen compararse con otras personas, logrando frecuentemente sentirse menos que los demás.

      Las palabras claves para identificar este error de pensamiento y poder cambiarlo son "está hablando de mi", "lo dice por mi", "hago ... mejor o peor que ...". Para poder cambiar este tipo de pensamiento primero hay reconocer el momento en que se presenta, de esta manera cuando se crea que algo está relacionado con uno mismo, antes de tomarlo como verdad averigüemos si es así, para de esa forma poder hacer algo al respecto en lugar de quedarnos lamentando y sintiéndonos mal con nosotros mismos sobre ese hecho.  También es importante valorarnos como seres individuales, hay que reconocer nuestros errores y virtudes como también hay que reconocer los de los demás, pero sin llegar a hacer comparaciones que nos hagan sentir inferiores, si hay alguna virtud en otra persona que ustedes consideren valiosa, entonces lo mejor sería trabajar para llegar a ser así, en lugar de lamentarse y sentirse mal por uno mismo porque no tiene esa virtud.

      22/7/11

      EP: Pensamiento Emocional

      ¿Alguna vez se han sentido inseguros o tristes y solo por ese sentimiento creen que las cosas les van a salir mal?  Si es así, es porque tuvieron la distorsión de pensamiento emocional.

      Este error de pensamiento consiste en trasladar las emociones a situaciones concretas, en lugar de considerarlas como derivadas de la situación; por ejemplo, si tenemos un examen y nos sentimos ansiosos, creemos que nos va a ir mal en el examen, en lugar de interpretar el sentimiento de ansiedad como derivado de la situación del examen.

      Las personas que tienen este error de pensamiento suelen tomar decisiones apresuradas siguiendo sus emociones, en lugar de tomarse el tiempo para reconocer por qué se están sintiendo de esa manera.  Una forma para identificar este error de pensamiento es la frase "si me siento así ..., es porque soy .../va a pasar esto ..." Para cambiar este error de pensamiento tenemos que empezar por descubrir porque nos sentimos como nos sentimos, si nos sentimos tristes, pensemos ¿por qué?, si nos sentimos inseguros también reconozcamos la causa de ese sentimiento; no nos apresuremos a trasladar ese sentimiento a una situación, ya que así es como nos limitamos a vivir, consiguiendo sentirnos mal con nosotros mismos.

      21/7/11

      EP: Generalización Excesiva

      Cuando por una cosa que no te gusta, crees que todo va a ser así, o cuando una cosa te sale mal, crees que todo te va a salir mal, es porque en ese momento tienes la distorsión de pensamiento de Generalización excesiva.

      Las personas que presentan este error de pensamiento suelen sacar una conclusión general a partir de algo particular sin base suficiente, siendo siempre la generalización negativa.  Las palabras claves para reconocer este pensamiento son Todos o Ninguno, Nunca o Siempre, Todo o Nada. 
      Esta forma de pensar, hace que la persona se siente deprimida, angustiada y que sienta que no hay esperanza alguna para ella. Además pensar asumiendo que todo es malo o que todo va a salir mal, nos predispone a ello, por lo que estas personas suelen obtener ese resultado.

      Para cambiar esta distorsión, podemos empezar por reconocer en que momentos usamos las palabras claves y cambiarlas, por ejemplo cuando pensemos "nada me sale bien" podemos cambiar el nada por "esto no me sale bien ahora"; de esta forma el pensamiento que antes era rígido y que estaba sobregeneralizado, ahora se vuelve flexible y trata sobre la situación actual.